HOTEL

ESTAMOS EN LA CAMPIÑA MOCHE, FRENTE A LAS HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA. LEJOS DEL RUIDO Y DEL TRÁFICO DE LA CIUDAD Y SIN EMBARGO A TAN SOLO 15 MINUTOS DEL CENTRO DE TRUJILLO.

Moche Sanctuary Lodge cuenta con tres hectáreas de jardines, en los que destacan una arboleda de algarrobos y muchas plantas de flor que reciben la visita constante de los colibríes. Entre el verde de los jardines tenemos un patio ceremonial prehispánico con totoras y una extensa piscina.

Repartidas por el jardín, están las veinte suites del hotel. Seis de ellas son suites superiores, con muebles y arte de época y una espectacular tina de hidromasaje con vistas exteriores. Las catorce junior suites cuentan también con todas las comodidades y, al estar en módulos de dos habitaciones intercomunicadas, son ideales para familias.

El hotel cuenta es ideal para atender eventos y reuniones al aire libre, que siempre quedan realzados por la belleza y armonía de los jardines.

Además, estamos muy orgullosos de poder presentar una carta que combina la riqueza del mar del norte del Perú con los productos de la huerta trujillana. Productos frescos que, puestos en manos de nuestros chefs, dan como resultado una propuesta que recorre desde lo más clásico de la cocina norteña a toda una variedad de platos innovadores.

RESTAURANTE

Hay que reconocerlo: la riqueza del mar peruano nos lo pone fácil. Pero si además le sumamos la cosecha de los campos de Trujillo, con productos bandera que van del espárrago a los arándanos, podemos acabar teniendo un problema. ¿Qué plato de la carta vamos a pedir?

La cosa se complica más cuando incorporamos el pato, carne ya muy apreciada por los antiguos moches. O las papas que nos vienen de la sierra liberteña y que acaban en una causa original y única.

Bien, ¿con algo habrá que empezar, verdad?

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Aquí un PDF a descargar

DESCARGAR